Seguro que te has preguntado alguna vez cuál es tu peso ideal, y si buscas información te puedes encontrar opiniones de todo tipo. Cada vez que viene un paciente a la consulta para perder peso surge la pregunta, ¿en qué peso tengo que quedarme?

Pues bien, para empezar a desgranar esta cuestión lo primero que debemos saber es, qué es el índice de masa corporal (IMC), muy típico cuando nos pesamos en la farmacia y el ticket del peso nos dice si tenemos normopeso, sobrepeso,…

Este parámetro tiene en cuenta dos factores, la altura y la masa corporal. Se obtiene como resultado de dividir el peso expresado en kilos entre la altura elevada al cuadrado expresada en metros.

Según el resultado obtenido podremos saber nuestra situación, como vemos en la siguiente imagen

¿ES REALMENTE UNA HERRAMIENTA ÚTIL EL IMC?

En la mayor parte de la población sí, pero no es una herramienta exacta al 100% ya que existen muchas personas que no entran dentro de los patrones generales de población. Veamos dos ejemplos:

Ejemplo 1

Dos personas que miden 1,80 metros y pesan 113 kilos, en principio pensaríamos que son dos personas con obesidad, ya que su IMC es de 35. Pero si nos fijamos en la imagen no hay que ser muy lince para ver que una persona está en un peso saludable y la otra no.

Esto se debe a que el IMC tiene carencias, ya que al utilizar sólo dos factores como es la altura y el peso, no tiene en cuenta otros como el agua corporal, la grasa, la masa muscular y la masa ósea entre otros.

Ejemplo 2

Persona con IMC de 24, lo que significa según el IMC que tiene un peso saludable.

Si la complexión de esta persona es delgada, tiene malos hábitos de alimentación, no hace deporte,… es posible que al medirle la grasa corporal nos indique que tiene un porcentaje graso en niveles de obesidad y una estructura ósea y muscular muy delgada, esto es lo que se conoce como “obesidad oculta”.

ENTONCES, ¿CUÁL ES MI PESO IDEAL?

Como ya puedes imaginar a estas alturas, el peso ideal no existe, lo que si podemos asegurar con certeza es que el porcentaje de grasa no debe ser superior al 25% en hombres y al 32% en mujeres más o menos, ya que según edad, situación hormonal, retención de líquidos,… este tope puede variar 1 o 2 puntos hacia arriba o abajo.

Sí es cierto que dependiendo de casa caso en particular se puede recomendar un peso u otro según requerimientos; imagina una persona con problemas de rodilla, en este caso sería recomendable estar por la zona baja de nuestros parámetros saludables, ya que cuanto más kilos de peso le quitemos a la rodilla, será mejor.

CONCLUSIÓN

Si quieres saber cuál es tu peso ideal no pienses en una cifra en el peso, piensa en un porcentaje de grasa saludable, el resto dependerá de la complexión muscular, ósea, etc de cada persona. Y lo más importante, dentro de que tu porcentaje de grasa esté dentro de los parámetros saludables, el peso ideal será aquel en el que te encuentres bien contigo mism@.