La dieta mediterránea consiste en un patrón de alimentación basado en el consumo abundante de alimentos de origen vegetal como son frutas, verduras, pan, arroz, cereales, legumbres, aceite de oliva y otros alimentos como el pescado o las carnes blancas.

Este tipo de alimentación es típico de países bañados por el mar mediterráneo como Italia, Grecia o ESPAÑA.
Además la dieta mediterránea se asocia a un estilo de vida saludable con la práctica de deporte de forma regular en parte ayudado por el buen clima habitual en estas zonas.

Se conocen múltiples beneficios derivados de seguir este tipo de alimentación, entre los que destacamos:

  •  Ayuda a controlar el peso y previene la obesidad
  • Mantiene buena salud cardiovascular
  • Evita hipercolesterolemia
  • Protege frente a diabetes y alzheimer
  • Previene aparición de cáncer de mama y colon

El problema viene originado por el ritmo de vida que llevamos, que cada vez nos desvía más hacia una alimentación basada en alimentos procesados y a técnicas culinarias poco saludables.

PAUTAS PARA SEGUIR LA DIETA MEDITERRÁNEA

  1.  Consumir principalmente alimentos de origen vegetal como las frutas, verduras, cereales, legumbres,…
  2. Alimentos de temporada y frescos.
  3. Emplear aceite de oliva como grasa principal.
  4. Consumir pescado de forma regular (especialmente pescado azul).
  5. Moderar el consumo de lácteos y huevos.
  6. Incluir frutos secos en nuestra rutina diaria (sin abusar de la cantidad).
  7. Limitar el consumo de sal, para ello nos podemos valer de hierbas aromáticas.
  8. Eliminar carnes rojas de la alimentación, salvo excepciones.
  9. Realizar actividad física de forma regular.
  10. Utilizar técnicas de cocinado saludables, evitando las frituras.

** El consumo de vino tinto (con moderación) es una base de esta dieta, aunque la hemos dejado para la última porque aquí discrepamos un poco.

 

Desde Nutrición Pérez del Río promovemos este tipo de dietas; donde las frutas y verduras forman la base de nuestra alimentación diaria, la forma de cocinado siempre es saludable y el ejercicio de forma regular es un pilar en nuestra vida.