Estamos en Otoño, una estación que viene acompañada de temperaturas más frías a las de un verano ya pasado, días más cortos con menos horas de luz,… el conjunto de todos estos cambios afecta en mayor o menor medida en el estado anímico de muchos de nosotros. Es lo que se conoce como DEPRESIÓN OTOÑAL, por eso hoy vemos apropiado hablar del TRIPTÓFANO, la SEROTONINA y de la relación existente entre ambos.

El TRITÓFANO es un aminoácido esencial lo que significa que nuestro organismo no es capaz de sintetizarlo por si sólo con lo cual lo tenemos que tomar sí o sí a través de la dieta. La función del triptófano entre otras es la de promover y regular la liberación de serotonina en nuestro organismo.

Si el triptófano es fundamental para mantener unos niveles adecuados de serotonina, ¿PARA QUÉ SIRVE LA SEROTONINA?

La SEROTONINA también conocida como la “HORMONA DE LA FELICIDAD” es un neurotransmisor que influye en el humor, regula el sueño, el apetito y la presión; siendo todos, factores relacionados con la depresión, de hecho la función de los antidepresivos es la de regular los niveles de Serotonina en nuestro organismo.

Por tanto la SEROTONINA se encarga de nuestro estado anímico, pero sin TRIPTÓFANO no podemos mantener unos niveles idóneos de SEROTONINA por lo que tendremos que prestar atención a la ingesta de triptófano si queremos estar “un poquito más contentos”. Las marcas publicitarias de triptófano hacen “su agosto” en esta época donde aparecen en anuncios de televisión, folletos publicitarios,…

eee

Nosotros os decimos algunos alimentos ricos en triptófano para no tener que recurrir a complementos, estos son: leche, huevos, cereales integrales, avena, carne, legumbres, aceite de oliva y aceite de girasol. También recomendamos evitar el exceso de café, alcohol y azúcares refinados ya que pueden disminuir los niveles de serotonina.

¡FELIZ OTOÑO!