El anisakis es un parásito que llega al ser humano a través del pescado. Se encuentra en medios marinos, por lo que no encontraremos anisakis en peces de río.

Este parásito tiene forma de gusano de color blanco nacarado que tiende a enrrollarse sobre sí mismo, se encuentra en las vísceras de los peces y cuando un pez muere, el anisakis se desplaza hasta el músculo (lo que comemos) y forma un quiste que casi siempre se puede detectar a simple vista.

anis

En los últimos meses ha aumentado la cantidad de pescado que tiene anisakis en España (casi el 30 %). Esto se debe entre otras causas, a la práctica de los grandes barcos pesqueros de destripar el pescado en alta mar y arrojar las vísceras de esos pescados (con anisakis) al mar donde otros peces se alimentan de ellas ingiriendo el parásito.

¿QUÉ ALIMENTOS SON LOS MÁS AFECTADOS?

La merluza y el bonito son dos de los pescados más parasitados por el anisakis, pero como verás a continuación, el peligro no es que ingieras una larva de anisakis, sino que esa larva esté viva.

“Cualquier pescado es susceptible de estar infectado por anisakis”

INACTIVACIÓN DEL ANISAKIS

Las larvas de anisakis resisten a temperaturas inferiores a 50 ºC, tratamiento con vinagre, sal, algunas técnicas de ahumado,… de modo que los pescados que consumamos cocinados de esta forma tendremos que revisarlo muy bien antes de prepararlos o congelarlos previamente; por ejemplo los boquerones en vinagre o el sushi.

ggg

Para evitar ingerir el parásito vivo debemos seguir unas sencillas pautas que van a reducir su presencia en el pescado o van a evitar que siga vivo cuando nos lo comamos:

  • Destripa el pescado cuanto antes: en la misma pescadería o cuando llegues a casa, así, evitaremos que la larva viaje de las vísceras hasta la carne.
  • Congela el pescado: congelar el pescado durante 48 horas a -18ºC mata completamente al parásito.
  • Cocínalo correctamente: los métodos de cocinado que eliminan el riesgo son exclusivamente la fritura y el horneado.

¿Y SI POR ACCIDENTE INGIERES ANISAKIS VIVO?

El parásito pasará a nuestras vísceras y va a intentar colonizarnos, en muchos casos los síntomas serán muy leves y pasarán desapercibidos, los más frecuentes son:

  • Problemas gastrointestinales

Dolor de estómago, vómitos, diarreas, estreñimiento… estos síntomas podrán comenzar hasta 48 horas después de haber ingerido el anisakis.

  • Alergias

En personas alérgicas a algún componente del parásito se pueden producir picores en la piel y urticaria, que puede llegar al shock anafiláctico dependiendo de la cantidad ingerida y el grado de alergia.

NUESTRA RECOMENDACIÓN

kk

Para mantener una dieta equilibrada es necesario comer pescado regularmente por lo que no te alarmes, simplemente mantén ciertas precauciones. La última imagen es nuestra receta de verduras con merluza al horno, ideal para el modo «dieta» y además está…¡riquísima!

¡NO DEJES DE COMER PESCADO!