En este artículo queremos hablaros del estreñimiento, problema que afecta a gran parte de la población y que en muchas ocasiones no afrontamos de forma adecuada.

El estreñimiento se define como el hecho de tener una deposición menos de tres veces por semana. Frecuentemente se asocia con heces duras o difíciles de evacuar. En caso de estreñimiento puedes presentar dolor mientras se evacuan las heces o puedes ser incapaz de tener una deposición luego de hacer fuerza; también se asocia a la presencia de gases.

1

CAUSAS DEL ESTREÑIMIENTO

Las causas del estreñimiento son muy variadas, entre las principales destacamos:

  • Las relacionadas con el estilo de vida

Estrés, sedentarismos, malos hábitos dietéticos como dietas bajas en fibra y líquidos

  • Patologías relacionadas con el intestino

Engrosamiento de la pared intestinal, Cáncer de colon, Síndrome de intestino irritable, …

  • Embarazo

Durante el embarazo es muy frecuente

  • Hipotiroidismo o Diabetes

En muchas ocasiones el estreñimiento se relaciona con estas patologías aunque no estén directamente relacionadas con el intestino

  • Senectud
  • Efecto secundario derivado de algún tratamiento farmacológico

“Cabe destacar el factor psicológico, en muchas ocasiones pensamos que estamos o somos estreñid@s de por sí, y realmente no tenemos ningún problema de estreñimiento, simplemente nuestra frecuencia de ir al baño no es diaria”

PREVENCIÓN Y TRATAMIENTO

Entre los pilares básicos de la prevención se resumen en lo que viene siendo nuestra filosofía, Dieta saludable, ingesta diaria de al menos 1,5 litros de agua, estar activos físicamente,…

7

Aunque más detalladamente diremos que para evitar o tratar el estreñimiento aconsejamos atajar las causas que hemos dicho anteriormente y con las que nos veamos identificados:

  • Si el estrés forma parte de nuestras vidas, trataremos de controlarlo de distintas formas. Por ejemplo organizar nuestros horarios de trabajo, comidas, … realizar algún ejercicio de forma habitual nos ayudará a eliminar estrés y desconectar
  • Si nuestra dieta es desequilibrada y baja en fibra, trataremos de cambiar nuestra alimentación e incluir alimentos ricos en fibra para solventar ese problema
  • Si nuestra ingesta de líquidos es baja, habrá que obligarse a beber un poco más. Tener una botellita de agua cerca a todas horas nos ayudará.
  • Si tras el inicio de un tratamiento farmacológico notamos estreñimiento, sería conveniente comentarle al médico si existe un tratamiento alternativo que nos pueda recetar para ver si no nos produce estreñimiento.

Estos son los principales cambios que están en nuestras manos, si siguiendo estos consejos no conseguimos solventarlos, podríamos consultarlo con nuestro Farmacéutico para que nos recomiende algún complemento

En los casos de estreñimiento asociado a distintas patologías es conveniente que se consulta con el médico que nos está llevando el seguimiento de dicha patología para que nos recete algún medicamento que nos pueda ayudar.

¡Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda, para más información no dudéis en consultarnos!