Transcurridos ocho meses desde el último verano en los cuales no nos hemos preocupado por nuestro peso y estado físico, se acerca un nuevo verano y con ello muchos nos ponemos nuevamente las zapatillas de deporte y buscamos una dieta milagrosa sabiendo como tantas otras veces nos ha ocurrido que la ecuación “deporte ocasional + dieta milagro = fracaso”

Como profesionales de la Nutrición humana y dietética es nuestro deber concienciarte de que la dieta milagro no es más que un timo. Existen dietas donde nos dan “pastillas mágicas”, en otras comemos todo lo que queremos de ciertos alimentos, en otras dietas directamente no comemos y así podríamos enumerar decenas de dietas donde nos prometen perder muchísimo peso en poco tiempo.

Lo cierto es que con algunas de estas dietas podemos conseguir perder peso de forma rápida pero… ¿sabes si realmente estás perdiendo la grasa que te sobra? ¿estás poniendo en riesgo tu salud? ¿has oído hablar del efecto rebote?

Cuando perdemos mucho peso haciendo dietas tan deficientes estamos poniendo en riesgo nuestra salud, el peso perdido es principalmente de masa muscular y el efecto rebote generado en nuestro metabolismo hará que cuando volvamos a comer como antes cojamos todo el peso perdido e incluso más.

Nuestro consejo es que siempre conozcas qué dieta estás haciendo y en qué se basa.

NUESTRA DIETA

Proponemos una dieta equilibrada controlando la ingesta calórica, es la más efectiva en cuanto a mayor pérdida de grasa se refiere, sin poner en riesgo la salud y sin generar efecto rebote en nuestro organismo.

El objetivo de esta dieta  es que comas de todo, de forma equilibrada y en la cantidad necesaria para generar un déficit calórico en nuestro organismo, siempre supervisado por un profesional.

El deporte es fundamental por el aumento del gasto calórico que implica, además de los beneficios que nos aporta como son la sensación de bienestar, agilidad,…

Ahora que el verano está a la vuelta de la esquina, olvida las dietas milagro y sigue estos consejos para bajar de peso de manera saludable:

  •  Bebe abundante líquido, en verano nuestro cuerpo se deshidrata con mayor facilidad por lo que es muy importante mantener una buena hidratación.
  •  Come de cuatro a cinco veces al día, conseguiremos que nuestro organismo siempre esté activo además de gastar más calorías.
  •  Consume de 3 a 4 piezas de frutas diarias, además de regular el apetito e hidratarnos, nos aportaran gran cantidad de vitaminas. Recomendamos frutas de temporada.
  •  Aumenta el consumo de verduras y hortalizas de temporada, los aliños son ideales para esta época.
  •  Cuidado con el alcohol y bebidas azucaradas, no hay que abusar.

Os aconsejamos no tener prisa a la hora de perder el peso que has ganado durante meses. Es muy importante que no caigas en la tentación de hacer dietas milagro y que seas consciente de la importancia de comer sano y realizar deporte. Sólo así alcanzaras tu peso ideal y lo que es más importante, lo mantendrás.